Mary Angel Bohorquez

Mary Angel Bohorquez

Columnista

El nuevo mundo, o este proceso de transformación que vive el planeta hacia la Nueva Era, que muchos llamaron al principio la Era de Acuario, para otros el nombre de este nueva Edad en la historia de la Humanidad sería Cibernética, pero ya el nombre está definido y este nuevo periodo en la historia del hombre se llamará la Era Digital.

Esta nueva etapa digital, es el resultado de la revolución tecnológica de la década de los ochenta del siglo XX donde el fenómeno que marca esta nueva era es el internet, ese vertiginoso hecho que nos acercó a todos con todos. Los norteamericanos fueron los impulsadores de este fenómeno y los japoneses apoyándose en las Tecnologías de Información y la Comunicación evolucionaron en la teoría de las organizaciones. Como resultado tenemos el siglo de la Sociedad del Conocimiento donde la innovación es la gran protagonista, por ello las sociedades se orientan hacia nuevos formas de organización social, desde las comunidades de vecinos hasta las grandes empresas.

En ese sentido, como este fenómeno ha sido indetenible, los gobiernos también han tenido que transformarse y adecuar sus políticas públicas sobre los cambios que se están efectuando y encaminar a las ciudades de sus países a convertirlas en ciudades digitales.

La ciudad digital es reconocida como aquella ciudad tradicional donde su sociedad cambio su entorno para ser telemático, e  interpreta las necesidades de sus ciudadanos para orientar sus acciones hacia la calidad de vida de los mismos, es por ello que se caracteriza por nuevos servicios, nuevos modelos de negocios y escenarios económicos, que fomenta el camino hacia un nueva economía donde la oferta y la demanda están activo por un mercado altamente dinámico.

Entre los aspectos que destacan se encuentran los siguientes:

1.- La agilidad en los procesos y trámites de ciudadanos, facilitados por portales que vigorizan la gestión  gubernamental, empresarial, comercial y financiera.

2.- Son ciudades atractivas porque se reflejan en las redes sociales virtuales todas las bondades de la ciudad, desde gastronomía como sus iconos turísticos.

3.- Son innovadoras porque modernizan todos sus servicios desde el transporte público hasta las gestiones más elementales. Así como las culturales como museos interactivos y espacios públicos intervenidos.

4.-  Son ciudades abiertas a las minorías significativas, donde hay espacios para todos, sin distinciones de género, de ideologías, de creencias y de tendencias, todos convergen indistintamente sobre valores establecidos para confluir en armonía, es hacer conciencia del otro con sus diferencias.

5.- Son ciudades que resaltan por su nivel de concertación, los distintos grupos sociales, que incluyen partidos políticos, grupos religiosos, deportivos y confraternidades armonizan y concretan acciones que beneficien a todos, basadas en la transparencia y la autenticidad que expresan las tecnologías de información y comunicación y la vigilancia tecnológica.

6.- Son ciudades que crean un tejido institucional que propicia el crecimiento equilibrado de todas las fuerzas vivas de la sociedad, entrelazando gobierno, universidades, empresas, sociedad, iglesias y demás entes que representan a las comunidades que conviven en dicha ciudad.

Ahora bien, puedes revisar estos parámetros generales de las ciudades digitales, estás tú viviendo en una ciudad digital? Has visto algo de ello y ves el crecimiento y el desarrollo en tu entorno social. Pues felicitaciones en tu ciudad están claramente encaminadas al bienestar y por ende a una calidad de vida que proporciona asumir ser una ciudad digital.

The following two tabs change content below.

María de los Ángeles Bohórquez

Artículos de María de los Ángeles Bohórquez (Ver todos)

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: