Elisa Garcia

Elisa Garcia

Columnista

¿Cuánto tiempo llevas queriendo echar a andar tu idea de negocio, pero no lo has intentado porque piensas en la inversión necesaria y en todos los costos que mantenerlo puede representar?, la primera interrogante en la mente de los emprendedores potenciales, es casi siempre: ¿Cuánto dinero me va a costar hacerlo?

Si estas totalmente convencido que quieres hacerlo y tienes el entusiasmo puesto, en que va a generar los beneficios esperados; déjame decirte que tienes todo lo necesario; no hace falta mucho dinero cuando se está convencido de querer emprender.

Robert Kiyosaki dijo que la mayoría de aspirantes a empresarios carecen de la única cosa que tiene el potencial para hacer sus sueños realidad: “El dinero”, pero que no importa cuán limitado sea tu presupuesto, siempre tendrás algunas opciones para iniciar tu negocio.

Es momento que dejes de preguntarte como lo harás, luego de haber escrito tu plan de negocios te sugiero que inicies con estos seis sencillos pasos:

  1. Revisa tus finanzas: El primer paso es identificar de qué recursos económicos dispones para iniciar la travesía, no te enfoques en que tener un negocio es caro y que tu disponibilidad monetaria no será suficiente, que tal si empiezas por dejar de invertir en cosas que no necesitas y guardas un poco de dinero para invertirlo, revisa tu plan de negocios e identifica cual es la inversión inicial a la que quieres dar prioridad y la que puedes cubrir con lo que tienes, si encuentras que lo que necesitas es mucho dinero, no te preocupes hay otras alternativas como los aliados estratégicos, según te resumo en el punto cinco.
  2. Enfócate en tu convicción: Te recomiendo evaluar que tanto conoces de tu idea de negocio, debes saber cómo echarla a andar y estar claro que tu idea proyecta éxito y que te gusta lo que tienes planificado hacer, piensa que eres el único dueño de tu idea y que debes concentrarte en lograr que funcione bien, identifica que valor agregado estas dando, es decir porque crees que los clientes van a elegirte entre otros que ofrezcan similares productos o servicios, dependes solo de tu convicción y del esfuerzo que pongas; primero convéncete a ti mismo de lo que quieres impulsar y que te sientes motivado de querer hacerlo, luego será más fácil convencer a otros.
  3. Investiga tu mercado: Esto te permitirá identificar las oportunidades que tienes en un entorno tan competitivo como el actual, te dará una noción sobre la posibilidad de cubrir los costos que implique iniciar, además te permitirá tener la confianza de que las personas aceptarán tus productos o servicios y la forma como los proyectas entregar.
  4. Utiliza los recursos existentes para iniciar: Realiza un análisis de lo que tienes y como tu idea puede ser desarrollada con lo que tengas disponible, evalúa si en un principio tu casa puede ser tu centro de operaciones, si el equipo con el que cuentas tiene las condiciones para ponerlo a disposición de tus actividades empresariales, además valora si necesitas personal de apoyo, pero te recomiendo inicies siendo tú quien desarrolle todas las funciones requeridas, adicionalmente debes identificar acciones que no requieran de tanta inversión y empieza por llevarlas a cabo; en la actualidad existen herramientas y medios tecnológicos a tu disposición sin ningún costo y que pueden ayudarte a planificar, a buscar aliados, a promocionar y a verificar la rentabilidad que te proyectas, haz uso de ellos.
  5. Busca aliados: Presenta a los demás tu idea y haz que se sientan interesados en conocerla y apoyarla, debes venderla, mientras más proyectes que lo has planeado bien, más fácil será convencer a otros para que te apoyen, además, no te concentres en que los aliados solo brindarán apoyo financiero, hay otros aportes que son bien recibidos, por ejemplo, alguien que te asesore sobre aspectos financieros, sobre la promoción y comunicación de tu idea, sobre cómo mejorarla; debes estar abierto a las sugerencias, pero no pierdas la esencia de lo que has creado.
  6. Prepara una estrategia de crecimiento: Desde ya debes estar seguro que tu emprendimiento va a crecer, no pienses que aún empiezas, es un error que creas que el crecimiento es algo para largo plazo, que no te debe preocupar ahora; debes estar preparado para el cambio, pues no sabes cuándo llegará, por lo que sugiero que prepares una estrategia que permita hacer frente al mercado y te garantice la sostenibilidad, piensa como vas a convertirte en el líder del mercado en el cual has incursionado, como vas a mejorar las expectativas y enfocarte en la satisfacción de tus clientes, como vas a innovar tus productos o servicios y cómo responderás ante la posibilidad de expandirte a nuevos mercados.

Ahora que te he compartido estos importantes consejos, quiero decirte que el éxito está en tus manos, empieza por poner en práctica estos pasos, no es necesario que lo hagas todo ahora, después de revisar tus finanzas y establecer tu disponibilidad monetaria, evalúa con cual paso puedes continuar, sal de tu zona de confort y vence el temor a emprender.

The following two tabs change content below.

Elisa García

Artículos de Elisa García (Ver todos)

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: