Edmundo Cavalli

Edmundo Cavalli

Columnista

Mies y Jeff un solo corazón.
Y la mini manifestación siguió hasta el lugar asignado por el organizador.
La componían arquitectos y diseñadores del politécnico.
A su vez, desde otro lugar, convergían estudiantes avanzados de comercio electrónico. Los estudiantes siguieron hasta el lugar asignado por el organizador.
Yo estaba en París.
Todo era posible. París era una fiesta.
Una fiesta que tenía como apertura formal y gastronómica para el Congreso de Comercio Electrónico y la Arquitectura  bajo el siguiente título:
Amazon: ¿Benefactor o verdugo de la Arquitectura Comercial?

Había unos cuantos oradores que no sabían a que habían ido.
Total era Paris. Paris bien vale una misa.
Otros pegaban en el palo.
Con mi total afecto y dedicado a los jugadores de football de Francia.

Vagué por el centro de convenciones.
Casi sin ánimo, mire y leí un afiche manuscrito.
Había dos advertencias:
la conferencia era minimalista y con lenguaje críptico.
Es decir poco y oculto
Invitada a sentarse en el parque y escuchar en forma activa la conferencia:
Amazon: ¿Benefactor o verdugo de la Arquitectura Comercial?
Titulo disruptivo.
Titulo surrealista y post moderno.
Ahí fui.
Ya era casi de noche.

Una joven mujer y dos varones con una pantalla digital sin papeles, sin estrado, sin sillas.
Empezábamos bien.
Escenario minimalista.
Ahora  vendría el postre que se llamaba conferencia.

Mies van der rohe acuño el minimalismo con una sola frase:
Menos es más.
Axiomas de una innovación evolutiva.

Jeff Bezos ha creado un supermercado sin cajas registradoras suprimiendo las colas.
Axiomas de una innovación disruptiva.
Estuve hasta el final.

Caminaba hasta el subterráneo pensaba que París, también para mi, vale una misa.

También pensaba en que se basada comparar a Amazon con la Arquitectura Comercial.
Encontré a mis colegas franceses.
Juntos fuimos a cenar.

¿Qué es Amazon Go?
¿Tu que lo has visto en Seattle que impresión te dió?
Me apuntó  Manuel.
Mi respuesta:
Escenario minimalista  de un supermercado.
Escenario del formato híbrido en los canales comerciales donde Jeff (ya era un amigo de la mesa) combina off line, on line con el consumidor moderno y post moderno.
Piensa en Whole Food le dije a la mesa de mis colegas.
Amazon ha logrado convertir el tiempo de espera de las cajas en tiempo libre.
En realidad es un “articular de las contradicciones” entre canales comerciales.
Proseguí: “Industria de servicios basada en inmediatez  del consumidor”
Y cerré. Amazon es una empresa de logística aplicada que genera valor  al retail.
Y pensaba en Mies …Menos en más.

Pero siempre hay alguna excepción.
Como buen francés, Jean Loup la hizo.
Es decir que de proseguir esta tendencia de Amazon,  los arquitectos y los diseñadores estarán viendo disminuir el trabajo.
Adiós a las grandes superficies como en el pasado.

Me sonó como un tango de arrabal, y dije a Jean Loup.
La destrucción creativa del retail no se ha terminado.
El comercio minorista tradicional no morirá tan pronto o no morirá.
Hay mucho trabajo en adaptar el comercio tradicional al formato híbrido.
Es más, seguí diciendo.
En EEUU los centros comerciales y los  bancos (que les han hecho préstamos) mantienen una dura  disputa  negociadora que  trasnformará en juicio.
Causa, el flujo  de tráfico al punto de venta ha disminuido un 40 por ciento y solo tienen para dar el valor de realización de las  propiedades.

¿Volveremos al comercio tradicional?
Preguntó Jean Loup.
Los bancos son cobardes.
Le prestan el paraguas cuando hay buen sol, se lo piden cuando llueve.
Le darán créditos al comercio tradicional  pero adecuado a los canales híbridos.
Jean Loup cambio el tango de arrabal por la Marsellesa.

Pero me faltaba la prueba de tanques llenos.
Marta, que es arquitecta, estaba en París, en el INSEAD.
La catedral de los canales comerciales y el retail del mundo.
Desayuno y charla.
¿Cómo te fue en tu clase? Le pregunté.
Respuesta de Marta.

No entiendo nada.
En Francia y en Gran Bretaña están volviendo a los viejos esquemas de especialización (para mis lectores formatos) en que cada uno de los comercios vende  pocas cosas con explicación de “para que sirve, como se hace y como se la combina”

Y Marta siguió; creo que estamos asistiendo a un cambio.
De la arquitectura del consumo, es decir grandes superficies y centros comerciales
que llevan a consumir por fuera del “ingreso  disponible  real”.
A arquitectura del ahorro que es una vuelta al barrio con “modernidad”, más social, más cercano y más barato.

Me invito (pero pagué yo) a una boulangerie  moderna con el formato híbrido.
Mostrador de mármol para la atención los que “no tienen apuro” con humanos; mostrador de mármol para la atención los que “tienen apuro” con un robot;
un sector balanza electrónica conectada con el equivalente a la AFIP;
un teléfono con inteligencia artificial  para tomar el pedido con un delivery de pocas cuadras o ir a la boulangerie con un 10 por ciento de descuento etc, etc.

Lástima que Jean Loup no estaba.
Off line, On line y consumidor inmigrante o nativo digital en espacios de pequeñas superficies con el máximo confort con un solo propósito: el consumidor.

Hecho real. No virtual.
Dr. Edmundo Cavalli
Agosto 2018

The following two tabs change content below.
Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: