Adriana Gonzalez

Adriana Gonzalez

Columnista

La planificación ayuda a trazar un curso para el logro de sus objetivos. El proceso comienza con la revisión de las operaciones actuales y la identificación de lo que debe mejorarse operativamente en el próximo año.

A partir de ahí, la planificación implica visualizar los resultados de lo usted desea lograr y determinar los pasos necesarios para llegar al destino deseado: éxito, ya sea que se mida en términos financieros o metas que incluyan sus servicios la mejor calificada en satisfacción del cliente

La importancia de planificar

Uso eficiente de los recursos

El proceso de planificación proporciona la información que la gerencia necesita para tomar decisiones efectivas sobre cómo asignar los recursos de una manera que permita a la empresa alcanzar sus objetivos.

La productividad se maximiza y los recursos no se desperdician en proyectos con pocas posibilidades de éxito.

Estableciendo Metas

Establecer objetivos que desafíen a todos en la empresa para luchar por un mejor rendimiento es, uno de los aspectos clave del proceso de planificación. Las metas deben ser agresivas, pero realistas.

Las empresas no pueden permitirse estar demasiado satisfechas con lo que están haciendo actualmente, o es probable que pierdan terreno ante la competencia. El proceso de establecimiento de objetivos puede ser una llamada de atención para los gerentes que se han vuelto complacientes.

El otro beneficio de la fijación de objetivos se produce cuando los resultados del pronóstico se comparan con los resultados reales. Las empresas analizan las variaciones significativas desde el pronóstico, y la adopción de medidas para remediar situaciones en las que los ingresos fueron más bajos que el plan o los gastos superiores.

Gestionar el riesgo y la incertidumbre

La gestión del riesgo es esencial para el éxito de una organización. Incluso las empresas más grandes no pueden controlar el entorno económico y competitivo que les rodea.

Se producen eventos imprevistos que deben abordarse rápidamente, antes de que las consecuencias financieras negativas de estos eventos se vuelvan graves.

La planificación alienta el desarrollo de escenarios de “qué pasaría si”, donde los gerentes intentan imaginar posibles factores de riesgo y desarrollar planes de contingencia para enfrentarlos.

El ritmo del cambio en los negocios es rápido, y las organizaciones deben poder ajustar rápidamente sus estrategias a estas condiciones cambiantes.

Formación de equipos (en inglés Team Building)

La planificación promueve la formación de equipos y un espíritu de cooperación. Cuando el plan se completa y se comunica a los miembros de la empresa, todos saben cuáles son sus responsabilidades y cómo otras áreas de la organización necesitan su asistencia y experiencia para completar las tareas asignadas.

Ven cómo su trabajo contribuye al éxito de la organización como un todo y pueden enorgullecerse de sus contribuciones.

El conflicto potencial se puede reducir cuando la alta gerencia solicita la opinión de los gerentes de departamentos o divisiones durante el proceso de establecimiento de metas.

Es menos probable que los individuos se molesten con los objetivos presupuestarios cuando tuvieron voz en su creación.

Creando ventajas competitivas

La planificación ayuda a obtener una visión realista de sus fortalezas y debilidades actuales en relación con los principales competidores. El equipo de gestión ve áreas en las que los competidores pueden ser vulnerables y luego elabora estrategias de comercialización para aprovechar estas debilidades.

Observar las acciones de los competidores también puede ayudar a las organizaciones a identificar oportunidades que pueden haber pasado por alto, como mercados internacionales emergentes u oportunidades para comercializar productos a grupos de clientes completamente diferentes.

Leer: Los 7 puntos básicos en un proceso de planificación  

10 razones por las que debe escribir un plan de negocio

Los planes comerciales están muertos, ¿o no? Para muchos empresarios, el plan de negocio, es un documento anticuado que se crea principalmente en beneficio de los capitalistas de riesgo y los oficiales de préstamos bancarios.

Pero el hecho es que un plan de negocio, incluso un solo localizador con algunas proyecciones financieras, puede ser una herramienta interna valiosa. Una hoja de ruta para incluso la idea más pequeña o de etapa más temprana. Puede fomentar la alineación, establecer el tono para el negocio e incluso ayudarlo a elaborar los mensajes de su marca.

Después del pasar de los años que llevo en el mundo de la planificación estratégica sigo escuchando con preocupación, muchos emprendedores y hasta empresarios ya en marcha siguen creyendo que un proyecto o empresa puede obtener beneficios sin una estrategia previa.

Una y otra vez lo seguiré diciendo en alta voz … NO EMPRENDAN SIN PLANIFICAR Y SIN DEFINIR ESTRATEGIAS.

Y batiéndome bajo esta premisa que defenderé a capa y espada, me formule la siguiente pregunta:

“¿Cuáles son las razones para escribir un plan de negocio, incluso si no estemos buscando un préstamo bancario o capital de riesgo?”

Estas son las razones que les detallo de porque debe escribir su propio plan de negocio:

1. Claridad

Escribir un plan de negocio le permite pensar más claramente sobre lo que está haciendo y hacia dónde se dirige.

Sin embargo, es importante recordar que, en el momento en que su plan de negocio llegue a la impresora, ya no está actualizado, así que no dependa de él como su lista de tareas pendientes. Piense en ello como una hoja de ruta.

2. Obtenga una comprensión profunda de su mercado

Aunque me tomó varias semanas y apenas lo he visto desde entonces, doy crédito a mi plan de negocio por ayudarme a entender una industria completamente nueva de una manera extremadamente profunda antes de entrar realmente en ella, y por obligarme a examinar profundamente cómo lo haríamos.

3. Organización

La razón más importante para escribir un plan de negocio independientemente de cualquier opción de financiación, es que puede ayudarte a mantenerte organizado y seguir por buen camino.

Las empresas sin un plan pueden desviarse fácilmente del objetivo, y los ingresos sufrirán como resultado. Crear un plan con proyecciones de gastos, pronósticos de ingresos y más, puede ayudar a que una pequeña empresa permanezca comprometida con sus objetivos a largo plazo.

4. La práctica lo hace perfecto

Es genial escribir uno simplemente para tirarlo. La gimnasia mental es genial. El plan es básicamente inútil en el momento en que hayas terminado, pero te obligará a pensar en cosas que de otro modo no tendrías.

5. Confirma la Matemática

Muchas ideas suenan bien en papel e incluso en discusiones. Sin embargo, las matemáticas simples pueden hacer o deshacer una idea. Antes de lanzar cualquier idea nueva, al menos debes crear un modelo financiero para proyectar el ROI desde varios escenarios realistas. Puedes ahorrar mucho tiempo y frustración pensando en los números y asegurándote de que sea posible alcanzar tus metas de ingresos y ganancias.

6. Cuestiónate a ti mismo

Escribir un plan de negocio, te permite pensar realmente las cosas. Tu plan debe cuestionar la validez de tus ideas, los mercados objetivo del producto / servicio, etc. Debería obligarte a hacer tu propia investigación y análisis si el camino que crees es el correcto.

7. Fomenta la alineación

Escribir un plan de negocio, es una forma ideal de asegurarte de que todos en tu equipo estén alineados con los planes actuales y futuros para el negocio. En las primeras etapas de una empresa, es imprescindible que los miembros del equipo estén en sintonía con respecto a cómo van a trabajar juntos para que la empresa avance y tenga un gran éxito. Evita cualquier error de comunicación.

8. Hazte responsable

Un plan de negocio, es una gran herramienta que te permitirá articular la visión y planes futuros para tu compañía. Al usar cualquier formato de plan de negocio, hay preguntas estándares que te obligan a pensar y crear una visión y estrategia a largo plazo para tu idea. Una vez que esté impreso, pueden servir como una guía que te permitirá seguir el progreso y hacerte responsable del futuro.

9. Conoce tu mensaje

La planificación empresarial es increíblemente útil para describir lo que hace, entender quiénes son tus competidores y elaborar un plan realista de tres a cinco años. Cada una de estas actividades es crucial si estás buscando lanzar o expandir una empresa, y aprender a hablar de manera concisa sobre tu compañía siempre será crucial sin importar en qué etapa se encuentre.

10. Establecer puntos de referencia

Los planes de negocios, es un documento valioso e iterativo que puede servir como una herramienta exitosa de evaluación comparativa. ¿Dónde tu negocio superó las expectativas? ¿En qué áreas tu estrategia se quedó corta?

Tener algo por escrito te hace afrontar la responsabilidad para ser honesto sobre el rendimiento de tu empresa.

Antes de despedirme, aprovecho este artículo para desearte una FELICES FIESTAS y que todos tus deseos se hagan realidad en este próximo venidero 2018. Muchas gracias por leerme y seguimos con más … nos vemos nuevamente el año que viene.

#SeguimosEnLínea

The following two tabs change content below.
Desde mis inicios profesionales siempre supe que mi pasión era, es y será todo lo relacionado con el mundo del Marketing. CEO de Magenta IG, empresa que provee estrategias de crecimiento de negocio a las Pymes que desean aumentar su presencia de mercado, mejorar sus resultados comerciales e incrementar su eficiencia operativa.
Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: