Edmundo Cavalli

Edmundo Cavalli

Columnista

Un antropólogo francés, Marc Auge, definió el “no lugar” como lugares de tránsito contemporáneos de personas anónimas que deben esperar algún tiempo y que por definición no pueden considerarse lugares.

El “no lugar” está referido a aeropuertos, hoteles, autopistas.
Pero también a supermercados, shoppings o puntos de venta comerciales.

Apenas permiten un furtivo cruce de miradas entre personas que nunca más se encontrarán. Los no lugares convierten a los ciudadanos en meros elementos de conjuntos que se forman y deshacen al azar y son simbólicos de la condición humana actual.

Su esencia estratégica, es lo más apuesto a la “experiencia y satisfacción de compra del consumidor “y a todas las formas de marketing para atraerlo.

La creación de flujo de tráfico desvela a todos los comerciantes minoristas, incluidos los mega retailers, de todo el planeta. Es su primer axioma.

El coeficiente entre flujos de tráfico y metro cuadrado de salón constituye el segundo axioma.  El tercer axioma está referido a la caja (chek out en algunos países) donde se monetizan y rentabilizan los productos exhibidos en el salón de ventas.

El último axioma del retail dice que un cliente que no pasa por la caja si irá del punto de venta siendo nada más que cliente. Sin comprar.

Los minoristas no quieren clientes, quieren consumidores.
Que pase por la caja.

Sin embargo, hay algunas crecientes contradicciones en la creación de flujo de tráfico y las implicancias de Internet en él

Hasta hace pocos meses (ya no se puede hablar de años en el mundo digital)
esta acción era solamente para los consumidores de productos de escasa rotación. Ejemplo: Talles de mujeres 70.

Lo que la web está confirmando es que los puntos de venta, sean hipermercados o simples tiendas son en realidad “no lugares” .La compra es virtual.

Al ser “no lugares” cualquier concepto que se aplique al redireccionamiento de los flujos de tráfico será válido en tanto no se pierdan ventas.

La web transformaría un “no lugar” en lugar.

La web transformaría un “no lugar físico” en “lugar virtual”

La web transformaría un flujo de tráfico real de clientes a un flujo de clicks.

La web transformaría un flujo de clics en un problema meramente logístico.

El celular con catálogos y ofertas, el e-commerce móvil, etc. etc. transformaría el consumidor en canal sin pasar por el punto de ventas.

Si el consumidor se transforma en canal; el punto de venta desaparece.

Para algunos clientes jóvenes el punto de venta es ya virtual.

El e-commerce móvil esta trasnfornando los “lugares” en “no lugares”

The following two tabs change content below.

CAINEM

Artículos de CAINEM (Ver todos)

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: