LAS ORGANIZACIONES COMO FUENTE DE FELICIDAD

Las empresas exitosas son sinónimo de solidez y rentabilidad o en algunas ocasiones de justicia, inclusión, o de equidad, no obstante, deberían a su vez, ser sinónimo de FELICIDAD, de bienestar de su recurso humano; en tanto que es el “activo” más importante de las organizaciones. Pero… ¿Crean las empresas condiciones efectivas en su entorno laboral, para hacer posible la felicidad de sus colaboradores? ¿El Recuso Humano es Feliz?

En psicología positiva, la definición de FELICIDAD es el bienestar subjetivo de una persona, es decir, el estado resultante de un conjunto de sentimientos positivos derivados de una vida, un trabajo y una familia, en condiciones razonables de bienestar; dichos sentimientos positivos pueden variar de una persona a otra, y se reflejan en estados de ánimo igualmente positivos a lo largo del tiempo.

¿Qué ocurre con aquellos empleados brillantes que la empresa contrató, y que con tanto esfuerzo, tiempo y dinero formó y desarrolló?, la respuesta es muy sencilla: Se fueron cuando su trabajo dejó de ser agradable, sus puntos fuertes no se valoraban, sus carreras no crecían, y además les decían que hacer, sin tener en cuenta que estos empleados brillantes son integrales y que valoraban tener tiempo libre por encima del dinero y ser más FELICES, aquí se empieza a hablar de “Salario Emocional”.

Eso nos lleva a diseñar trabajos motivadores y significativos. Los jefes son los encargados de personalizar las experiencias para sus colaboradores: permitiendo hacer el trabajo que les gusta, ayudarlos a aprovechar sus puntos fuertes, a sacar lo mejor de sí y crear el camino para un desarrollo profesional que se adapte a las empresas, las metas, los objetivos y los sueños, tanto de la empresa como de los mismos colaboradores.

El gran problema es que no nos enseñan a ser felices, ni a contrarrestar la frustración, que por cierto es frecuente en los trabajos, especialmente con los jefes directos y superiores que no se toman unos minutos para escuchar las ideas de aquellas personas, que día a día apuestan por un trabajo mejor, un cumplimiento de metas y de paso cumplir el sueño de los accionistas…

Que la empresa sea más grande, que el market share aumente, y por supuesto las utilidades estén por encima de sus Balance Score Card (BSC), son objetivos muy importantes… pero ¿y el colaborador? ¡Renuncia! y es este el momento que los gerentes diseñen trabajos que son demasiado buenos para irse por qué; aunque parece increíble, con frecuencia, los gerentes no saben lo suficiente acerca del trabajo que disfruta su gente y como explotar todo ese potencial con una productividad mayormente genuina.

Existen paradigmas frente a quien es el mejor colaborador, por ejemplo, aquél que es el último en irse de la compañía a altas horas de la noche. Pero la pregunta aquí es y su familia y sus necesidades, su vida social, e incluso deberíamos preguntarnos sobre su misma “productividad”, queda en tela de juicio, es ¿eficiente o es efectivo o más bien es ineficiente?

En una entrevista, Chris Gardner en USA Today del 19 de mayo de 2013 afirmó: “La persona: es el protagonista en la empresa, el bienestar del empleado es un propósito gerencial de las empresas para mejorar sus entornos laborales y la competitividad”

En Mide La Felicidad, empresa dedicada a trabajar en la construcción de felicidad en las organizaciones, generando cultura de felicidad y transformando la manera de trabajar de los colaboradores, se apuesta por contar con personas genuinamente comprometidas y Felices con su trabajo, cumpliendo el sueño de las empresas, pero al mismo tiempo sus propios sueños.

A través del IFES: Índice de Felicidad y Satisfacción Empresarial, se busca generar una psicología organizacional, una cultura en felicidad organizacional y una adecuada gestión del talento humano, de este modo las empresas cuando trabajan en Felicidad ganan y esto se ve según el Manifiesto de la Felicidad de Stewart Henry:

Una empresa que le apuesta por trabajar en la felicidad organizacional de sus colaboradores es mucho más rentable y productiva, existen muchas cifras en el mundo que sustentan que hay un incremento en la innovación en un 300% fuente HBR, incremento en la retención de equipos de trabajo en un 44% Gallup, incremento en la productividad en un 37% Shawn Achor, 66% menos de ausencias por enfermedad HBR, rotación de personal en un 51% menos Forbes, y por consiguiente un 125% menos de desgaste de las áreas de talento Forbes.

El índice de Felicidad es una clara radiografía de la empresa, los colaboradores, la rotación y el ausentismo que se vive cada día, el reto, por tanto, es atraer y conservar talento comprometido y leal a la compañía.

En la mayoría de las empresas colombianas, retener y administrar talento es un gran desafío y desconocen que hacerlo exitosamente representa una gran oportunidad para fortalecer el negocio y el crecimiento en conjunto de las personas que trabajan con ellos.

Te prestamos el mejor servicio y acompañamiento en el camino hacia La Felicidad Empresarial.

Encuéntranos en:

www.midelafelicidad.com y en redes sociales en Twitter @Midelafelicidad, en Facebook, Linkedin y Youtube Mide la Felicidad.

Autor: Diana Patricia Ospina Campuzano

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Diana Ospina

Artículos de Diana Ospina (Ver todos)

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: