Eliana Diaz

Eliana Diaz

Columnista

 

 

Desde la infancia nos han enseñado que mientras más estudiamos o más diplomas obtenemos seremos más reconocidos, exitosos y ricos. Esta idea la poseí hasta cuando obtuve mi título de ingeniero, ya siendo gerente en una reconocida empresa que presta servicios de salud. Más que  los diplomas, hacen falta los conocimientos, la práctica, las herramientas que obtenemos de una lectura, de un maestro, de un análisis y de las conversaciones cotidianas que tenemos con personas desconocidas, hijos, padres, hermanos, colaboradores, en fin del entorno.

Cuando comencé a relacionarme con el mundo de los emprendedores y el coaching, una de las cosas impactantes que aprendí fue “Es mejor mostrar que Vender”. Para algunas personas es ilógico, mantienen el juicio – “si no sabes vender es mejor que no emprendas”, y es tal la cantidad de veces que se escucha esa frase, que muchos emprendedores con grandes ideas, las guardan en un baúl, solo porque no saben vender. En el coaching para emprendedores, a mi juicio – es una de las creencias limitantes que más cobra fuerza.

Generalmente muestro distinciones que le permiten al emprendedor darse cuenta que el orden consiste en mostrar los beneficios que tiene el servicio o producto y como resuelve el problema, en los últimos día entendí por qué para un emprendedor no es fácil cambiar esta creencia.

La respuesta es que los emprendedores sufrimos de inmediatez, queremos que nuestra idea sea sustentable y se venda como pan caliente desde el primer día, creemos que la idea que tenemos es única, si nos enteramos que otra persona o institución ofrece algo parecido nos frustramos.

Por otro lado, cuando menciono, que en los últimos días entendí por qué no es tan fácil de cambiar la creencia, es porque salí de mi zona de confort, donde soy reconocida y no debo vender. Pues, siempre he tenido otros ingresos.Sin embargo, en un momento determinado sentí que debía cruzar fronteras y exportar mis conocimientos, al llegar al nuevo destino, sentí que me estaban esperando, fue impactante como dos temas que parecían antagónicos, creencia (Coaching y Emprendimiento) se conjugaban para armar el rompecabezas, pero ¿Cómo vender algo en lo que el público no cree? –  activé mi practica y congruencia para mostrar con mi mejor actitud mis aptitudes.

¿Cómo se logra?

  • Con la mejor actitud, mostrar las aptitudes que poseemos, reconociendo quien somos, donde estamos y que tenemos.
  • Estar enfocados en la meta, tener claro eso que deseamos lograr o alcanzar.
  • Escuchar y observar a las personas, el ambiente; estar dispuestos a aprender eso que ellos tienen para enseñarnos.
  • Mostrar respeto por la cultura y costumbres de quienes nos reciben, horrando de donde salimos.
  • Agradecer la experiencia vivida.

Finalmente de esta forma siempre seremos recibidos con los brazos abiertos en cualquier frontera que crucemos o donde llevemos nuestras ideas.

La estrategia sonreír, disfrutar y agradecer.

En gratitud por leerme.

The following two tabs change content below.

Eliana Díaz

Artículos de Eliana Díaz (Ver todos)

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: