Belén Suasnavas

Belén Suasnavas

Columnista

Hacer negocios por internet, no solo es una alternativa con beneficios para los consumidores que buscan ahorro de tiempo y la posibilidad de obtener ofertas exclusivas desde la comodidad de su ordenador o su teléfono móvil, también  representa una gran oportunidad para nuevos emprendedores que apuestan sus negocios a esta modalidad.

Con más de la mitad de la población mundial conectada a Internet según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo de las Naciones Unidas, no sorprende que el 78% de usuarios digitales en el mundo sean jóvenes entre edades de 16 a 24 años, es la razón por la que el e-commerce sigue en el top de preferencias de las nuevas generaciones y en especial de los millennials.

Sin duda, el comercio electrónico es una las tendencias a nivel global que seguirá en auge por el desarrollo acelerado de la tecnología y el mejoramiento del acceso a la conectividad, pues cada vez existen más plataformas inteligentes que ofrecen variedad de productos con opciones de pagos en línea, con mayor cobertura geográfica, con asistentes virtuales de compra, entre otros innovadores servicios.

Es que la evolución del e-commerce es evidente desde sus inicios, cuando nacieron los primeros portales en los años 90, como Amazon o E-bay, que eran catálogos on-line de venta de libros y avisos clasificados de ofertas en Estados Unidos, hasta lo que tenemos hoy en día, un medio totalmente eficaz de negocios que opera alrededor del mundo y que mueve billones de dólares por año.

Entre las principales ventajas del e-commerce frente al comercio tradicional, podemos destacar que al eliminar barreras de horarios y de alcance territorial, son negocios abiertos las 24 horas, los 365 días del año. Además, al crear una tienda virtual no es necesario empezar con infraestructura física, lo que reduce considerablemente costos de inversión inicial, gastos administrativos y de difusión. La publicidad web tiene gran alcance y buenos resultados de productividad, se puede posicionar una marca, promocionar productos y fidelizar clientes aplicando herramientas de marketing digital y estrategias de social media.

Si eres emprendedor y piensas dar el salto al comercio electrónico, es importante que inicies un plan de negocios: fija objetivos a corto, mediano y a largo plazo, realiza un estudio de mercado con el análisis de tu producto y de la competencia, establece políticas de venta y de promoción según tu público objetivo, define aspectos de la organización como las regulaciones legales, planifica el cumplimiento de metas y el control de resultados. Una vez que tienes muy claro el concepto de tu e-commerce, el siguiente paso será escoger el nombre de dominio y la plataforma web adecuada para tu emprendimiento.

Elige una plataforma segura: En este punto, debes verificar que el proveedor del hosting garantice transacciones seguras, información encriptada y de preferencia código abierto. Existen varias opciones, entre las más conocidas están: Prestashop, Magento, Shopify, Tienda Nube, OsCommerce, OpenCart, y WordPress; algunos de estos sitios tienen un costo mensual de alojamiento, pero también existen las plataformas que son totalmente gratuitas. Una buena opción es usar WordPress, ya que puedes instalar plugins como WooCommerce, que te permite crear tu negocio on-line desde cero o en el caso de contar previamente con una página web puedes descargar WPE-Commerce para solo adaptarla a tu proyecto.

Los pasos son muy sencillos, se trata de introducir datos, escoger el diseño de plantillas establecidas, determinar los componentes de  llamados de acción para registrar bases de datos de clientes y proveedores, elegir la presentación para dispositivos móviles y finalmente seleccionar el mecanismo de pago. Al igual que las plataformas, algunos de estos mecanismos como: Pay Pal Express, PayU Latam, Google Checkout, Manual Payment, entre otros, pueden generar costos de comisión, por lo que te recomiendo usar los gratuitos como Pay Pal, que además incluye el servicio de “carrito de compras” que automáticamente realiza el cálculo del total a pagar por productos seleccionados, más recargos de impuestos o envíos.  Lo puedes activar integrando tu catálogo de productos y precios.

Gestión de contenido propio y métricas: Otra buena razón para usar WooCommerce o WPECommerce, es que viene integrada una sección de blog o e-commerce news, así podrás gestionar tu propio contenido orientado a tu audiencia y además evaluar estadísticas SEO. También tienes disponible otras métricas para analizar estadísticas de ventas, informes de inventarios y de logística. Es importante que trabajes tu logística con empresas de mensajería de prestigio, que brinden cobertura, garantía y permitan el rastreo electrónico de tus envíos, así puedes ofrecer este servicio on-line a tus clientes.

No olvides que un negocio en internet sigue siendo un negocio, por lo que debes preocuparte de humanizar tu marca y no descuidar aspectos fundamentales como el servicio al cliente, debes lograr comunicar que detrás de tu e-commerce existen personas que pueden solucionar cualquier inconveniente. Una de las mejores cartas de presentación para un negocio on-line, es publicar experiencias positivas de clientes, los testimonios o las recomendaciones que obtengas en redes sociales, generan confianza y tienen gran influencia en la decisión de compra de clientes potenciales.

Ten presente que la principal razón del éxito del e-commerce es por la facilidad, rapidez y alcance que brinda Internet, lo que ha transformado los hábitos de consumo de compradores digitales cada vez más exigentes; por lo que es primordial la formación continua, desarrollar nuevas destrezas y habilidades tecnológicas te ayudará a enfrentar de mejor manera los retos y desafíos del comercio en la red.  Y tú, ¿tienes planes de emprender tu negocio on-line? Si necesitas asesoría o capacitación no dudes en contactarnos.

The following two tabs change content below.

Sonia Belén Suasnavas Fonseca

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: