Fernanda Brito

Fernanda Brito

Columnista

Poder construir una estrategia de email marketing requiere de una planificación bien estructurada que permita alcanzar los objetivos planteados.

Hacer una campaña de email marketing no se trata de hacer envíos masivos de correo por el hecho de poder o saber hacerlo, cualquiera envía correos de manera masiva, eso se aprende en un tutorial; lo verdaderamente difícil e importante es poder crear una estrategia con los objetivos bien definidos y que puedan ser medibles.

El bajo coste que supone la implementación de una estrategia de email marketing, la convierte en una herramienta muy atractiva para las empresas, tanto para las que están comenzando como para las que ya están consolidadas. Al ser un tipo de comunicación en el cual el suscriptor da su consentimiento para recibir los correos, se considera un método poco intrusivo y por ende, suele ser muy eficaz para las conversiones.

Aprender a construir una estrategia de email marketing desde cero es lo que muchos desean, y con este artículo podrás adquirir los conocimientos básicos que necesitas para darle play a tu estrategia de email marketing y comenzar a lograr conversiones.

Podemos dividir en cuatro, los pasos necesarios para construir una estrategia de marketing digital desde cero:

Paso número 1: Fijación de objetivos

Definir los objetivos que persigues con la implementación de esta estrategia es lo primordial, la mayoría de las empresas que utilizan el email marketing lo hacen enfocados a aumentar las ventas. Sin embargo, no se pueden descartar otros objetivos conexos que permiten el crecimiento del negocio. Entre ellos se encuentran:

  • Generar tráfico a la página web
  • Dirigir a los suscriptores a la tienda online
  • Conseguir incrementar el porcentaje de rebote
  • Mantener relaciones con clientes antiguos e invitar a los nuevos a que repitan al experiencia con la empresa
  • Potenciar tu marca
  • Incentivar al usuario a comprar convirtiéndose así en cliente
  • Aumentar el volumen de ventas
  • Minimizar el trabajo manual a través de la automatización
  • Disminuir costos en publicidad

Paso número 2: Definición  del público objetivo

Una vez fijados los objetivos, se debe establecer el público objetivo al cual se va a dirigir y poder segmentar los contenidos que se envían para lograr mayor tasa de conversión. Si desarrollas el contenido en función del conocimiento del público, las probabilidades de apertura y que se ejecute el llamado a la acción es mayor.

Según las diversas etapas del embudo de conversión, el público se puede filtrar en función de sus gustos pero también en función de las características de los productos o servicios que ofreces. Esto sin duda alguna, es una tarea relativamente sencilla pues depende del conocimiento que tengas de tu marca, de tus productos y servicios.

De igual forma, puedes aplicar el filtro en función del origen de la suscripción. Cuando la suscripción se da durante el proceso de pago, a esos suscriptores se les llama consumidores. En cambio, si la suscripción se da a través del registro en la página web, se les llama consumidores potenciales pues provienen de una audiencia general.

Paso número 3: Planifica el contenido

Para planificar el contenido, debes dedicar bastante tiempo, puesto que es algo que no puede hacerse a la ligera (los anteriores pasos tampoco, pero ya ves, este es un paso clave), debes valorar que una correcta elaboración de un plan de contenidos es un elemento esencial.

En este punto, debes procurar crear un contenido que haga que tu mensaje sea interesante, que sea capaz de atrapar y guiar a tu suscriptor a realizar la acción que desees y para la cual realizas tu campaña.

No todos los contenidos deben ser directos y enfocados en motivar la intención de compra, otros deberán ser un tanto más sutiles y proporcionar al suscriptor contenido de valor, que genere una relación entre ambos. Recuerda que puedes hacer uso de las automatizaciones en email marketing para facilitar este trabajo.

Entre los tipos de contenidos que puedes enviar a tus suscriptores se encuentran:

  • Promociones
  • Campañas de introducción y lanzamiento de productos y servicios
  • Concursos

Paso número 4: Determinar con qué frecuencia enviarás los correos

Dependiendo de tu actividad económica, el presupuesto y los fines perseguidos con la estrategia de email marketing, debes establecer la frecuencia con la cual enviarás los correos a los suscriptores.

Lo más recomendable es enviar al menos un correo al mes, pero que el contenido sea de valor para el suscriptor, porque lejos de cultivar una relación, estarás llevándolo a que se dé de baja en la lista de suscriptores si el contenido es tedioso o poco interesante.

La premisa “menos es más” se debe cumplir aquí, la calidad debe estar por encima de la cantidad. Es mejor un correo cada mes pero que sea atractivo a un correo cada semana llena de contenido poco interesante o inadecuado.

El exceso de correos con información superficial o repetitiva puede hacer que los suscriptores huyan en estampida, así que procura elegir sabiamente. Es mejor tener un calendario con las fechas importantes bien claras y pautar envíos para esos días.

La implementación de una campaña de email marketing debe hacerse fundamentada en una estrategia que permita la consecución de los objetivos de la empresa, de lo contrario será muy posible que termine en fracaso.

Si ya implementaste una estrategia de marketing digital en tu empresa, sabes de lo que estamos hablando, así que nos gustaría nos dieras tu opinión al respecto o nos contarás qué te ha funcionado en este sentido.

The following two tabs change content below.

Fernanda Brito

Artículos de Fernanda Brito (Ver todos)

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: