Irina Arraiz

Irina Arraiz

Columnista

Durante años, hemos vivido con el paradigma que debemos ver a nuestros competidores como un potencial enemigo y hasta nos hemos permitido la licencia de desacreditarlos y menospreciarlos.

Sin embargo, con el paso de los años, los emprendedores, hemos aprendido a desmontar este paradigma y hemos descubierto, que mientras más conozcamos y respetemos a nuestros competidores, mejor nos irá a nosotros.

Cuando hablamos mal de nuestros competidores, también lo hacemos de nosotros mismos, ya que quién nos escucha puede pensar: a) que tenemos envidia del éxito o fracaso del otro. b) que nuestro producto o servicio no es tan bueno como lo queremos hacer ver y que para poder venderlo debemos desacreditar a otros. c) si así nos expresamos de la competencia, cómo nos expresaremos de un cliente que nos haga una crítica.

Por otra parte, si nos acercamos a nuestros competidores de una forma sincera, posiblemente  nos convirtamos en aliados y de esa manera ambos podamos crecer y posicionarnos en el mercado.

Cuando no conocemos a la competencia y hablamos de ella en forma despectiva, lo que realmente mostramos es inseguridad en nosotros mismos, cuando no conocemos a la competencia y sin embargo, reconocemos que no somos los únicos que dominamos ese mercado, ganamos más de lo que pensamos ya que nuestros clientes ven en nosotros a una persona respetuosa y confiable, con quien se puede negociar.

Recuerda, no todos podemos tener el control absoluto de un segmento de clientes, como decimos en Venezuela, la arepa es redonda y todos podemos comer de ella.

Si quieres ser respetado por tus competidores, comienza respetándolos y honrándolos y te sorprenderán los resultados.

The following two tabs change content below.

Irina Arráiz

Artículos de Irina Arráiz (Ver todos)

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: