Daniel Mejía Lozano

Daniel Mejía Lozano

Columnista

 Está claro que no podemos reflejar algo que no sentimos, recientemente termine mi primer libro, se titula el dorado sí existe. El oro, el mito de la riqueza en el agua, en américa. Toda la vida soñé publicar mi número uno en Barcelona y hoy eso es una realidad, sin embargo, mis sentimientos por estos días han reflejado preocupación por las dificultades que narro en la obra.

Entonces, hoy mientras hago una milla extra pues el sueño no está presente esta noche recordé que George Washington fue granjero y Miguel Ángel el pintor albañil, yo di mi lucha a la defensa de la vida y lo seguiré haciendo, sin embargo es mi misión ser inspirador.

Desde hace varios meses he realizado un programa de radio en Bogotá que se llama inspira en la emisora del colegio gimnasio moderno. Nosotros no somos lo que hacemos somos lo que provocamos, no lo dudemos, porque entonces estaríamos lejos del éxito.

Visualicémonos como seremos, emprendedores de Latinoamérica y Europa, eduquémonos en la disciplina de no dejar de soñar, de brillar como estrellas, todas las estrellas brillan en el universo, eliminemos la voz del miedo, la pereza, todo lo que atenta contra nuestro bienestar financiero.

Veamos desde ya el desenlace exitoso de nuestra vida, cuando picazo pinto una mujer ella le dijo: – pero maestro yo no soy así. Él respondió, te recordaran no como eres sino como te pinte. La personalidad de un emprendedor es muy importante y con ella la honestidad, el manejo del ego, el autocontrol y el respeto.

La autocomplacencia es nuestro peor enemigo, recorramos la milla extra, entreguémoslo todo en vida no durmiendo, el esfuerzo adicional es el que marca la diferencia en la vida al final de los años, debemos trascender vidas, no juzguemos, demos abrazos sonrisas y agradecimiento, mucho agradecimiento a la vida.

Inspirémonos en referentes, seamos responsables con nuestros pensamientos, si pensamos en éxito somos éxito, si pensamos en tragedia o enfermedad eso seremos, el que no maneja sus emociones no maneja sus inversiones, no deben existir barreras para progresar, no debe haber conformismo. Uno no necesita lo que no conoce, por encima de estar feliz debemos estar mucho más felices, debemos ser luz como una estrella y dejar de perdernos en las nubes que no le dan una horizonte a nuestras vidas.

Asegurémonos de estar viviendo una vida extraordinaria, no nos dediquemos a sobrevivir, esta vida es maravillosa y no tiene límites. Impactemos a millones y nos llenaremos de millones, sin críticas y con mucho amor irreverente por lo que deseamos sin importar su costo. El gasto y ahorro es emocional, muchas personas pasan toda la vida ahorrando sin vivir sobreviviendo. Cuando gastamos más de lo que recibimos nos estamos mandando un mensaje a nosotros mismos, el mensaje es uno, si gastamos más siempre vamos a buscar más dinero por necesidad, no tengamos miedo, vamos a lanzarnos al agua, viviendo la vida.

La confianza en sí mismos, está en la capacidad de buscar nuevas fuentes de ingreso que nos permitan pagar los gastos, hay personas que tienen una vida financiera sana pero de sobrevivencia. Si tenemos clara nuestra misión en la vida y somos energía como el sol, encontraremos el para que de nuestra vida y el dinero llega solo, hagamos vibrar el dinero desde nuestra misión de vida.

The following two tabs change content below.

Daniel Mejía

Artículos de Daniel Mejía (Ver todos)

A %d blogueros les gusta esto: